viernes, 2 de septiembre de 2011

Trucos de Maquillaje

 Sin maquillaje
Si no te gusta usar base de maquillaje, pero quieres mejorar el aspecto de tu piel, mezcla unas gotas de maquillaje con tu hidratante habitual.

Buena cara
Para cuando estamos muy cansadas con el rostro fatigado, podes realizar compresas frescas con té de manzanilla o una ampolla revitalizante instantánea (hidratante, colágeno) y aplica un poco de rubor en la frente, pómulos y barbilla.
El rubor

Por lo general se aplica después de la base de maquillaje, pero puede usarse directamente sobre la piel. Le va a dar a tu rostro vida y realce.

Maquillaje perfecto
Si tienes la cara con brillo, por sudor, coloca sobre el rostro un pañuelo de papel con suave presión, para que absorba. Y luego coloca polvo traslucido.

Correctores no solo de ojeras
El corrector suele tener más cuerpo que la base de maquillaje, es utilizado para corregir ojeras, aletas de la nariz, comisura de los labios y para disimular ciertas imperfecciones como comedones.


Se aplica con la ayuda de un pincelito, para obtener mejor precisión en el trazo, esfumando con suave golpeteo de dedos (nunca en forma de arrastre), especialmente en ojeras. En esta zona se aplica, desde el lagrimal hacia abajo en línea casi recta y no en todo el párpado inferior, también debe aplicarse desde el lagrimal hasta donde nacen las cejas.

Disimular imperfecciones
•Bolsas en el párpado inferior:
Cubrí las ojeras con una base más suave y las bolsas con una base más oscura.
•Rosácea o piel muy rosada o venas enrojecidas:
Utiliza un corrector de tono verdoso, por debajo del maquillaje.
•Si tu cara es muy pálida:
Usa una base más rosada, debajo para tonalizar.
•Si tienes granitos:
Hay lápiz antisépticos, que además de taparlos y disimularlos ayudan a que sequen.
Existen distintos tipos de correctos, tonos y texturas. Es aconsejable que lo elijas según tu tipo de piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario